24 de agosto de 2014

Agoniza el amor

Son algunos demonios
más fuertes que el amor.
Palabras ajenas 
como afilados cuchillos
penetran el corazón,
haciendo de él jirones,
rociando sobre las heridas
el dulce veneno
que penetra y aniquila
lo poco que quedó.

Juego del gato y el ratón,
carrera sin fin de engaños,
trampa y traición.
Toro embravecido 
esperando el embate 
del cobarde matador.
Sobre el tablero
el rey y la reina,
detrás el alfil 
suscitando la separación.

Amor ya no significa nada
cuando escapa de tus labios,
has gastado la palabra,
que sabe amarga en mi boca
cada vez que la nombras.
Tu amor ya no provoca,
vaga exiliado sin dueño,
hazmerreír del corazón,
apedreado por tus besos,
hundido en un rincón.

Victoria Montes