27 de febrero de 2014

Viento interior

Estoy esperando
a que anochezca
mientras el sol se refleja
en cada corteza.

Estoy esperando
que salgas afuera
y dejes que el viento
te enjuague las penas.

Estoy esperando
que no te detengas,
y revivas el fuego
que corre en tus venas.

Estoy esperando
que como estrella
te enciendas,
que olvides el daño
y bailes morena.

Estoy esperando
que tus lágrimas sequen,
que ames sin dudas,
sin ataduras,
con fuerza.

Estoy esperando
que recuerdes quien eras,
que despierten tus sueños,
tu magia,
tu esencia.

Estoy esperando
que en ti
por fin creas,
que alces los brazos
y subas con la marea.

Estoy esperando
que desesperes
y grites bien alto,
que ices bandera.

Estoy esperando
que seas tormenta,
te pintes la cara
y acabes la guerra.

Estoy esperando
que tu alma despierte,
que en ti la música suene
y el corazón se maree.

Estoy esperando
que un viento te encuentre
que alces la mirada,
abras las alas,
y libre al fin vueles.


Victoria Montes