11 de septiembre de 2014

Tu presencia

Me estoy ahogando.
Por dentro,
tus raíces siguen creciendo.
Cada día que pasa
se nutren de mis recuerdos.

Han bebido de mi alma.
Enredadas en el corazón
estrujaron mis pulmones
y enraizadas en la angustia
me siguen consumiendo.

En vano intento arrancarlas,
como la mala hierba
continúan apareciendo.
Se anudan en mi garganta
y ya no puedo decir lo que siento.

Tus raíces se extienden 
por todo mi cuerpo.
No puedo moverme, 
Mis piernas se niegan
a dar un paso más.

En tu árbol me estoy convirtiendo.
Llevo cicatrices de promesas de amor
que con el tiempo no se cumplieron.
Me acaricia el viento y todo se lo lleva.
Siento que me seco.



Victoria Montes