14 de septiembre de 2014

Llueve en septiembre

Llueven colores
y se enredan en tu pelo,
resbalando por la piel
van cubriéndote los miedos.

Llueven canciones
desde tu profundo cielo,
despertando al niño
que llevas dentro.

Llueven las palabras
que callaste con el tiempo,
se quiebran contra el suelo
donde florecen nuevos sueños.

Llueve olvido
y se lleva los recuerdos,
sin los restos del pasado
el presente se hace eterno.

Llueve el último llanto
y arrastra por el fango
las viejas sombras
que ayer te escondieron.

Llueve un arcoíris
infinito sobre tu cuerpo
y de amor universal
te va encendiendo.

Victoria Montes