17 de octubre de 2013

Abre

Mejor creer,
creer que se puede cambiar;
recorrerse por dentro,
hallar los miedos,
aniquilarlos.

Mejor sentirse merecedor
de algún amor.
Escurrirse la angustia,
salir del oscuro rincón.

Mejor darse una oportunidad
para caer en el error de nuevo,
a quedarse vagando
en el mismo callejón.

Mejor dejar de esperar
y ser el cambio;
perder los caprichos,
curtirse,
aceptarlo.

Mejor soñar con puentes,
a seguir embelleciendo cuevas.
Sepultar el no puedo,
y convertirse
en un hacedor de ideas.


Victoria Montes