24 de julio de 2014

El Progreso

El progreso llegó
como el fruto de lo nuevo,
al principio nos miramos con estupor
más nos fuimos entregando lento
al camino de la evolución.

La vida se nos hizo sencilla
dejamos que las máquinas,
las pastillas, los medios
se adueñaran de nosotros.

El progreso nos fue resolviendo la vida;
las complicaciones fueron llegando
-porque nada resuelve al tiempo-
entonces nos inventamos problemas,
obligaciones y malos ratos.

Reemplazamos nuestras pasiones
con tareas inservibles de tiempo completo
así nos fuimos vaciando por dentro
matando de a poco los sentimientos.

Nos fuimos olvidando de los viejos.
Educamos a nuestros hijos
frente a televisores.
Se nos fue acabando el tiempo
para los amigos, para los amores.

Y así, de a poco,
nos fuimos olvidando
de mirarnos a los ojos
hasta fingir no vernos.

Victoria Montes