12 de diciembre de 2014

Una noche cualquiera

El veneno se extiende
por los ríos del corazón,
la violencia engendra violencia,
los depredadores esperan
en una esquina cualquiera,
con las sombras se mezclan
listos para la ejecución.
A donde vayas hay pelea,
la desconfianza crece
como una oscura marea
sobre la agonizante ciudad
que delira y se entrega.
Nada nos queda
cuando la noche despierta
y trae egoísmo, odio y rencor.