23 de julio de 2013

Todas y sólo una

Como la lluvia
estoy dejándome caer,
entre emociones grises
y días de niebla azulada.

Como el relámpago
que se enciende con furia,
soy fuego,
soy luz de mediodía,
hasta que la fuerza me evada.

Como la ráfaga de viento,
que corre, se enreda,
y obliga al cambio;
a veces abro los ojos
y vuelo queriendo atrapar el tiempo,
porque tengo miedo
de que todo sea sólo esto.

Como el cielo limpio
que despierta tras la tormenta,
me levanto clara esta mañana
convirtiéndome en recuerdo.

Como el sol que se alza
en su círculo infinito,
vuelvo al día
tras el sueño que me ha soñado;
siendo tantas,
siendo tan solo ésta.

por Victoria Montes