26 de septiembre de 2013

Miedo

No cierres los ojos todavía
porque el mundo aún te espera,
allí,
donde los sueños no llegan.

No escapes a esta realidad vacía
porque la fantasía no será eterna
y la carne no se alimenta,
sólo con el deseo.

Ya el alma no es suficiente
para que tu corazón siga latiendo.
Fuiste advertido,
el sueño no duraría para siempre.
Abrirás los ojos,
se habrá ido,
y la mañana se llevará
el recuerdo consigo.


Victoria Montes