10 de marzo de 2015

Renacer

Tengo deseos de arder
donde ya no queda nada,
quiero hallarme despierta
cuando las sombras vengan
a enredarse en mi pelo
en medio de la noche plateada.
Estoy esperando una lluvia
que traspase mis miedos
y los arrastre con sus ríos nuevos.
Están los soles ardiendo
y una llamarada trae mi nombre,
voy a encenderme hasta desaparecer.